Imagen en reemplazo de flash

Postres

Blinis

Calienta los crêpes en el microondas y preséntalos en un plato ancho. Sírvelo con un par de cucharadas de huevas en su centro y enrollados. Las tortitas del blinis ruso son muy similares a la de los crêpes salvando las distancias. Si has decidido prepararlas personalmente con la harina preparada, tendrás que seguir sus instrucciones para desleírla. Prepara una sartén bien ancha “de la que nada se pega” y úntala con un papel de cocina con aceite de girasol. Cuando esté bien caliente, vierte...
Para dos personas
20 minutos

Peras al vino

En una cazuela  estrecha y honda calienta el vino junto al azúcar, la canela, el clavo de olor y la corteza de limón. Remuévelo bien y que el azúcar se disuelva bien. Pela las peras dejándoles el rabito e introdúcelas en la cazuela. El jarabe debe cubrirlas y así deben cocer a fuego lento durante veinte minutos. Han de quedar  tiernas y firmes. Saca las peras y reduce un poco el jarabe para que quede más denso. Servir a temperatura ambiente y en copa amplia de cristal.
Para cuatro personas
60 minutos

Naranjas en su almíbar

Saca el zumo de cuatro naranjas y caliéntalo lentamente con el azúcar el ron negro y las tiritas de piel de naranja (la pulpa blancuzca amarga, cuanto menos hayas dejado pegada en la piel mejor) Pelar  cuatro naranjas y hacerlas en rodajas. Presentarlo en una bandeja vertiendo sobre ellas el almíbar con las tiras de piel.
Para cuatro personas
45 minutos

Sorbete de limón al cava

Monta las dos claras a punto de nieve siguiendo las instrucciones de la batidora, cuando esté muy consistente mezcla con cuidado el helado que previamente habrás dejado que se deshaga, añádele el cava y el agua que veas que admita. Como no tendrás sorbetera, hay que meter el mismo bol donde lo has hecho todo en el congelador y cada media hora darle con la batidora (ya con sus cuchillas normales), para evitar que se formen cristales y se hiele. Se sirve en copas de champagne. …este sorbete,...
Para cuatro personas
20 minutos

Piña natural

Corta el rabo y el culo con un buen cuchillo. La sitúas en la tabla de cortar y le vas rebanando la piel de manera que no queden ojos a la vista. Sitúa la piña de pie y córtala por la mitad, las mitades en cuartos. Observa que la parte central de la piña, su corazón, es muy duro. Rebánalo de los cuatro cuartos y córtala en triángulos antes de servirla.
Para cuatro personas
10 minutos